LIFTING FACIAL

Con el paso del tiempo, se produce un descolgamiento de la piel de la cara, lo que unido a una pérdida de volumen es un signo importante de envejecimiento facial.

El lifting facial es un procedimiento que ayuda a mejorar las arrugas faciales, mejorando el tono de la piel, y provocando un efecto de rejuvenecimiento en la cara. Tiene como objetivo reposicionar la piel y tensar las estructuras subyacentes.


¿En qué consiste la intervención?

Es una cirugía que requiere anestesia general. La duración de la intervención suele ser de 3-4 horas y normalmente requiere una o dos noches de ingreso hospitalario.

Se realiza mediante una incisión que abarca desde la zona de las sienes, dentro de la línea del pelo, y continúa por delante de la oreja, lóbulo, detrás de la oreja y termina en el cuero cabelludo. De esta manera, las cicatrices quedan camufladas. A veces, si es necesario tratar el cuello, se realiza una pequeña incisión debajo del mentón.

Se separa la piel de la grasa, y se actúa sobre los músculos de la cara. El tratamiento de las diferentes estructuras faciales internas variará en cada paciente, y se explicará previamente a la cirugía. Por último, se elimina el exceso de piel y se cierran meticulosamente las heridas.

A veces, en necesario reponer los volúmenes faciales, para lo cual se puede asociar un relleno con grasa del propio paciente.

¿A quién va dirigida?

Los candidatos ideales son pacientes que presenten un envejecimiento facial con pérdida del contorno facial.

Es muy importante, si el paciente es fumador, abandonar este hábito al menos un mes antes de someterse a esta intervención.

¿Cómo es el periodo postoperatorio?

No suele ser especialmente doloroso. Tras la cirugía, se coloca un vendaje acolchado y un pequeño tubo de drenaje debajo de la piel a ambos lados que se retira en 24-48h, antes del alta, para evitar los acúmulos de sangre.

En los primeros días, habrá una hinchazón que varía mucho en función de cada persona. Se puede comenzar una vida prácticamente normal a partir de la primera semana, y reiniciar el ejercicio físico a partir del primer mes.

Es posible notar una sensación de acorchamiento que desaparecerá después de varias semanas.

Se debe ser cuidadoso en la higiene de la cara y el pelo, ya que serán zonas sensibles, sobre todo los primeros días tras la cirugía.

Se recomendará protección solar, en especial durante los primeros tres meses.

Solicitar cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.